Mil gracias Isabel.

Ese cuenta cuentos, o esas pequeñas historias para crecer y soñar. Si, para soñar despiertos escuchando narrar esas historias. Un placer compartir una tarde tan mágica. Y mil gracias Ester Martinez School of Languages por haberlo hecho posible.

Un abrazo de luz