¡Respeto a la Naturaleza!

Y cómo no mostrar nuestro respeto a la Naturaleza, rindiendo un homenaje a los árboles que nos dan oxígeno, y que gracias a él podemos respirar. Así que hemos salido al jardín y hemos recogido ramitas y hojitas ya caídas. Y cada grupo ha hecho su árbol más personal.

Un abrazo de luz